El Tarot como nuestro consejero

Cuando nos encontramos en una situación complicada, con problemas, en una crisis o visualizamos cambios repentinos en nuestra vida nos sentimos asustados, frustrados o abrumados por tantos sentimientos y el tarot nos puede guiar y ayudar en una forma clara a tomar las decisiones que aun no hemos tomado y nos puede ayudar a solucionar los sentimientos o problemas que nublan la felicidad de nuestra vida.

El Tarot nos puede ayudar a canalizar esas malas energías o sentimientos, haciendo que nuestra actitud cambie y tomemos una predisposición diferente ante aquello diferente que se nos presta.

¿Deseas contactar con un experto?

Sabemos que con las energías negativas los sentimientos se apoderan de nosotros y no podemos pensar de una manera clara u objetiva por lo que todo lo que hacemos se puede alterar ya que no pensamos con criterio claro.

Cuando las personas quieren acudir al Tarot para escuchar que todo irá bien, tienen en mente preguntas muy genéricas difícil de ser respondidas completamente por las cartas o de ser interpretadas por la persona que está haciendo la lectura de las mismas. Quienes vienen a una tirada del Tarot pretenden calmar sus ansias sabiendo que todo irá de la manera en que ellas o ellos quieren pero a las cartas no les podernos exigir de tal manera, que nos den cambios radicales para nuestro futuro. 

Lo que las cartas nos van a mostrar es la actitud que debemos tener frente a las situaciones que tenemos abiertas en nuestras vidas en el momento concreto, de ello se encargan los Arcanos y el simbolismo de la secuencia de las figuras que se muestran en cada tirada.

Consultar al Tarot, a muchas personas, sirve como ayuda para poder decidir sobre algo que le aflige o angustia, intentar tomar camino en la elección de decisiones. Tenemos que ser conscientes de que hay cosas que nos suceden que al momento pensamos que son negativas pero que acaban sucediendo por algo, muchas veces para traer algo mejora nuestra vida cotidiana. Hay que realizarle preguntas concretas, aquellas que hagan que los astros resalten lo importante de la situación en la que nos encontramos. El siguiente paso siempre será hacer caso a la actitud que el Tarot nos ha mostrado que debemos tener en esa situación.

Cada vez que sintamos que no sabemos cómo debemos actuar o que tengamos cambios radicales o bruscos el Tarot nos mostrará el camino y la actitud que tenemos que predisponer a los cambios o situaciones que nos encontramos. Se puede decir que lo utilizamos como consejero o “persona de confianza” a quien le mostramos nuestros mayores miedos en busca de una solución al entuerto en el que nos encontramos o como encaminar nuestra vida. 

¿Deseas contactar con un experto?