Los inciensos

Los inciensos son constituidos de una pasta con diferentes ingredientes como resinas aromáticas vegetales, aceites, goma arábiga, hierbas….

Provienen de la Antigüedad y se utilizaba mucho en las ceremonias religiosas. Después se expandió en todo el mundo, pero sobretodo en Egipcia y en Japón, para sus propiedades medicinales. Brinda paz y serenidad para los rituales.

El incienso se quema para producir un humo aromático que entra en contacto con nuestro cuerpo, espíritu y alma.

Los usos y beneficios:

El olor no solo perfuma la casa, los inciensos tienen mucho más usos:

  • Permiten una purificación del aire y estimulan la creatividad y la concentración
  • Son muy útiles durante la meditación porque permiten relajarse
  • No obstante, algunos inciensos permiten también aumentar la energía
  • Permiten equilibrar las emociones, liberar las tensiones y energías negativas, como la ansiedad, el estrés…
  • Pueden ayudar durante los tratamientos contra la depresión y otras enfermedades…

Algunos ejemplos de inciensos:

Para meditar:

  • Sándalo: aleja las energías negativas y atrae suerte y fortuna
  • Copal: canaliza las energías, permite conseguir una estabilidad emocional
  • Lavanda: limpia el ambiente y nos libera del miedo

Para estimular:

  • Canela: protege el hogar, aclara la mente y aumenta la energía
  • Menta: aleja soledad interior y estimula la concentración
  • Eucalipto: estimula la fortaleza física y mental

Si tienes problemas de depresión, o para equilibrar tus emociones, no dudes en contactar nuestros expertos.

Pueden también ayudarte a encontrar el mejor incienso para tus necesidades.

¿Deseas contactar con un experto?